5 Consejos para un césped vivo


1. Poda con frecuencia.


Es importante ya que ayuda a espesar la hierba; lo ideal es podar poco pero mas a menudo. A la hora de podar es importante cambiar la dirección o patrón de corte cada vez para que la hierba no se presione hacia la misma dirección, esto ayudara a dejar un corte uniforme en el césped. 


2. Abona y fertiliza cada 2 meses.


La poda y el riego eliminan muchos nutrientes por lo que a principios de primavera es aconsejable aportarle estos nutrientes cada 4 o 5 semanas, tales como el nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K), el césped requiere fertilizantes mas ricos en nitrógeno y pocas cantidades fósforo y potasio, mezclas que puedes encontrar con diferentes dosis en tiendas de jardinería ya sea de manera orgánica o química.


Abono orgánico: Composta, Humus, Tierra de Encino.


Se recomienda aplicar un capa ligera de abono orgánico a inicios del invierno para proteger las raíces del frío excesivo.


Fertilizante: Triple 17 o sulfato de amonio por ejemplo.


Es de suma importancia no aplicar los fertilizantes químicos en épocas de calor excesivo y respetar la dosis que el fabricante recomineda ya que podemos quemar la planta o césped.


3. Cuida tu riego.


La frecuencia de riego depende de la temperatura, humedad y región, cuando la hierba necesita agua las hojas mas viejas se tornan rizadas o marchitas. En tiempo de secas y con exposición de luz directa el riego promedio es de 4 a 5 veces por semana de forma abundante. Evita regar por la noche para descartar exceso de humedad y puedan proliferar hongos y bacterias, el momento ideal es temprano por la mañana.



4. Elimina malas Hierbas.


Éstas deberán extraerse de raíz manualmente antes de la poda o ciega para evitar una invasión. En dado caso que se salga de control podemos realizar por lo menos 2 aplicaciones de herbicida selectivo que a pesar de atacar hojas anchas, ten cuidado con esta opción ya que se podría quemar un poco el césped. 


Herbicida Selectivo: Se refiere a un herbicida que ataca solamente a hierbas de hoja ancha como por ejemplo: amapola, trébol, verdolaga, dientes de león entre otros.


5. Airea y Escarifica. 


La aireación y escarificación son prácticas que poco conocemos pero que son de suma importancia para nuestro césped ya que las raíces necesitan respirar para poder crecer de manera adecuada, éstas prácticas deben realizarse como mínimo 1 vez al año.


La aireación consiste en pinchar tan fuerte como sea posible el césped con un rastrillo rígido o alguna otra herramienta puntiaguda y hacer ligeros agujeros en la tierra que podemos rellenar con arena espesa y así dejar que fluya mejor el agua y el aire hacia las raíces.


La escarificación consiste en extraer arañando el fieltro que se forma (capa de hierbas muertas y exceso de éstas) de aproximadamente 1 o 2 cm, este procedimiento se puede realizar a mano con un rastrillo rígido lo cual es un poco pesado o asignar el trabajo a especialistas de la jardinería ya que hay máquinas que se encargan de hacer ésta tarea.


"Es importante que tu césped reciba mínimo 4 horas sol diarias para poder mantenerse vivo"



Featured Posts
Publicaciones Recientes
Archivo
Buscar por etiquetas
  • Facebook - Black Circle
  • Instagram Basic Black
  • Blogger - Círculo Negro
Descarga 
Catálogo 
© Vivo Jardín 2020
Zapopan ○ Jalisco ○ México